Emma Coronel, la mujer del "Chapo" Guzmán, se declara culpable de narcotráfico en Estados Unidos

La mujer de 31 años, fue detenida el pasado febrero en el aeropuerto de Washington, acusada de colaborar en los negocios criminales de Guzmán.
Icono Whatsapp
Icono Twitter
Emma Coronel, la mujer del "Chapo" Guzmán, se declara culpable de narcotráfico en Estados Unidos
Internacional , Jueves 10 de junio de 2021 a las 14:41 horas

Emma Coronel, la mujer del narcotraficante mexicano Joaquín "El Chapo" Guzmán, se declaró culpable este jueves de ayudar al capo en sus operaciones de tráfico de estupefacientes.

Coronel, de 31 años, fue detenida el pasado febrero en el aeropuerto de Washington, acusada de colaborar en los negocios criminales de Guzmán.

A la exreina de la belleza se la acusó de un cargo de conspiración para introducir cocaína, metanfetaminas, heroína y marihuana en Estados Unidos.

Al haberse declarado culpable, la esposa de Guzmán podría ver reducida su condena.

Joaquín "El Chapo" Guzmán fue durante años el jefe del Cártel de Sinaloa, uno de los grupos criminales más violentos y conocidos de México. Según las autoridades estadounidenses, se trataba del principal proveedor de drogas ilegales de Estados Unidos.

Guzmán, de 64 años, fue condenado a cadena perpetua y recluido en una prisión de máxima seguridad en Colorado.

Vestida con un mono verde y una mascarilla blanca, Coronel compareció en una audiencia ante el juez de distrito Rudolph Contreras, y allí se declaró culpable de los tres cargos de conspiración.

Como parte de su acuerdo de culpabilidad, también admitió haber conspirado para ayudar a su marido a escapar de una prisión mexicana en 2015.

Coronel podría enfrentar una condena de cadena perpetua solo por el cargo de distribución de drogas. Los otros dos cargos que se le imputan conllevan penas máximas de prisión de 20 años y 10 años, respectivamente.

Quién es Emma Coronel

Emma Coronel Aispuro, ciudadana de México y Estados Unidos, conoció a Guzmán cuando tenía 17 años. Se casaron poco después.

Ella era una modelo que había ganado concursos de belleza y había estudiado periodismo. De acuerdo con entrevistas publicadas previamente por medios estadounidenses, contó que se conocieron en un baile cuando ella tenía 17 y él 49.

Tienen dos hijos gemelos, María Joaquina y Emali. Durante el juicio de su esposo, Coronel estuvo sentada en la sala del tribunal casi todos los días.

Imagen foto_00000002

Joaquín Guzmán Loera fue capturado tras una audaz fuga de prisión.

Su historia es la de una mujer que alcanzó una posición de poder en la empresa criminal de su marido.

Cecilia Farfán-Méndez, académica de la Universidad de California en San Diego, le dijo a la BBC que, con su papel inusual, Coronel "demostró que las mujeres pueden ocupar puestos de poder".

Poco antes de su captura, planeaba lanzar una línea de ropa con el nombre de "El Chapo Guzmán", en un intento de rentabilizar la fama de su marido.

La Fiscalía asegura que Coronel ayudó a Guzmán a traficar con drogas entre 2012 y 2014 haciendo llegar sus mensajes a sus contactos, labor que habría seguido desarrollando después de que el capo fue encarcelado en 2014 en una prisión mexicana.

También se la acusa de jugar un papel clave en su sonada fuga de la cárcel en 2015.

De su vida entre rejas, su abogada, Mariel Colón Miro, dijo que leía novelas románticas para matar el tiempo.

Imagen foto_00000003

Coronel escaló hasta posiciones de poder en la organización criminal de su marido.

Coronel solía cenar lechuga iceberg picada en el Tribunal de Distrito Federal en Brooklyn durante el juicio de su marido.

Se sentaba con amigos en la cafetería, bromeando sobre las madres y cómo tratar con ellas.

Durante los descansos, traqueteaba con tacones de aguja a lo largo de los pasillos de mármol.

Con lápiz labial rojo, diamantes y jeans ajustados, encarnaba la imagen popular de una "buchona", las parejas amorosas de un narco.

Guadalupe Correa-Cabrera, de la Universidad George Mason, ha realizado investigaciones en Sinaloa, México, donde opera el cartel del Chapo.

Correa Cabrera define así el término buchona: "Llevan ropa muy cara, carteras Louis Vuitton. Todo es una exageración, y ella es una representación perfecta de esa imagen. Se trata de la apariencia, la cirugía plástica".

Durante todo el juicio, Coronel mostró su apoyo a su marido. "No conozco a mi marido como la persona que están intentado mostrar, sino que más bien lo admiro como el ser humano al que conocí y con el que me casé".

PURANOTICIA // BBC MUNDO

NOTICIAS RELACIONADAS
barra titular
OTRAS NOTICIAS DESTACADAS
barra titular